e-book EL APRENDIZ. CONSEJOS DE HACE CUATRO SIGLOS PARA LIDERES DE HOY

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF EL APRENDIZ. CONSEJOS DE HACE CUATRO SIGLOS PARA LIDERES DE HOY PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro EL APRENDIZ. CONSEJOS DE HACE CUATRO SIGLOS PARA LIDERES DE HOY. Feliz lectura EL APRENDIZ. CONSEJOS DE HACE CUATRO SIGLOS PARA LIDERES DE HOY Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF EL APRENDIZ. CONSEJOS DE HACE CUATRO SIGLOS PARA LIDERES DE HOY en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF EL APRENDIZ. CONSEJOS DE HACE CUATRO SIGLOS PARA LIDERES DE HOY Pocket Guide.
hace cuatro siglos para lideres de hoy (spanish edition) book. Happy reading EL It's easy to register here to get Book file PDF EL APRENDIZ. CONSEJOS DE.
Table of contents

El Sanada-maru era un enclave defendido por Sanada Yukimura y hombres, alineados con los Toyotomi. Ieyasu entonces recurrió a la artillería, llevando cañones, junto con otros hombres para excavar bajo las murallas. El 22 de enero , el asedio de invierno terminó. La apertura comercial obligatoria que sufrió Japón después de que apareciese el Comodoro Perry en la bahía de Edo en el año trastocó la situación política del país. Esto provocó que diversos comerciantes provenientes de países europeos fueran asesinados y consecuentemente se desencadenaron una serie de hostilidades, como el bombardeo de Shimonoseki.

Sin embargo, al aumentar la posibilidad de un conflicto interno, decidió renunciar en Ya con la guerra ganada, el Emperador Meiji comenzó a modernizar el país. Se abrió nuevamente el comercio con el exterior, se compraron armamento, barcos y se copió la organización del ejército de las potencias europeas.

Después de una serie de diferencias con el gobierno, renunció a su cargo y se retiró al dominio de Satsuma. Sus tropas comenzaron a avanzar, y para el 14 de febrero la avanzada arribó a la prefectura de Kumamoto. El 19 de febrero a las horas se hicieron los primeros disparos por parte de los defensores del castillo, al momento en que unidades de Satsuma intentaban forzar la entrada al mismo.

La batalla continuó hasta la noche y las fuerzas imperiales que habían salido a su encuentro se retiraron. Aun con el triunfo, el ejército de Satsuma no pudo tomar el castillo y se dieron cuenta de que los conscriptos que integraban las fuerzas imperiales no eran tan ineficientes como habían supuesto en un principio.

Después de dos días de infructuoso ataque, las fuerzas de Satsuma cavaron alrededor del castillo y trataron de asediarlo.

Similar authors to follow

El principal contingente de la Armada Imperial, bajo las órdenes del General Kuroda Kiyotaka y con la asistencia del General Yamakawa Hiroshi, arribó a Kumamoto en auxilio de los ocupantes del castillo el 12 de abril. Esto hizo que las tropas de Satsuma, que ahora estaban en completa desventaja numérica, huyeran.

Cinco barcos de guerra se unieron al poder de la artillería de Yamagata y redujeron las posiciones de los rebeldes. Con estas muertes, la rebelión Satsuma llegó a su final. Cuando había que reunir al ejército, se les notificaba la fecha y el lugar en que se pasaría revista. Cada ashigaru reunía sus armas y armadura a la espera de que sonara el horagai trompeta de concha , el tambor o campanas, los cuales indicarían la hora de partir. Desde ese punto marcharían juntos para presentarse en el castillo y unirse al resto del ejército. Fortificaciones de madera se construyeron a lo largo del país para defender el territorio de los emishi , los ainu y otros grupos.


  1. Recomendaciones para el docente del siglo XXI!
  2. Keep Reading;
  3. Matemos a Laura: (cuentos)!
  4. Líderes y Liderazgo;
  5. El Yo clonado (Alianza Ensayo).

Esto se debió a que ya no solo se planeaba su posición con la idea de defender el territorio nacional de ataques externos, sino a que desde ese momento, los distintos clanes tuvieron que cuidarse unos de otros. A diferencia de Europa , donde la difusión del uso de los cañones terminó con la era de los castillos, en Japón, la introducción de las armas de fuego, irónicamente, fue un aliciente para su mejora y desarrollo.

Gracias a estas bases los castillos resistían de mejor forma los terremotos habituales de Japón. Adicionalmente, los castillos se comenzaron a construir en lugares planos en lugar de montañas densamente forestadas. Fue tal la importancia de estos nuevos castillos, que tanto el Castillo Fushimi-Momoyama de Hideyoshi, como el castillo Azuchi de Nobunaga brindaron su nombre a este corto periodo —el período Azuchi-Momoyama —, durante el cual, este tipo de castillos para uso militar floreció. Cuando las batallas no se resolvían de esta forma, los esfuerzos se resumían en evitar que el castillo recibiera provisiones.

Un ejemplo de esto fue el asedio que Nobunaga hizo al castillo custodiado por los Ikko Ikki , una clase de monjes guerreros que soportaron nada menos que once años el constante ataque. El Castillo Azuchi fue destruido diez años después de la culminación de su construcción, pero comenzó un nuevo periodo en la forma de construir castillos.

LIDERAZGO EN 4 MINUTOS

Entre los castillos construidos en los años subsecuentes estaba el Castillo Osaka de Hideyoshi, terminado en Usualmente, faros de fuego, tambores taiko o conchas marinas eran utilizadas para establecer comunicaciones entre los castillos a grandes distancias. También sirvieron para protegerlos en contra de las insurgencias internas o levantamientos de los aldeanos.

A lo largo de la historia muchos castillos serían destruidos, ya fuera como parte de la Restauración Meiji o durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. En realidad, muy pocos de los castillos japoneses actuales son los originales y predominan los castillos reconstruidos con acero y hormigón en tiempos modernos.

Francmasonería en México

Para proteger la parte baja del cuerpo, los guerreros llevaban una falda acampanada llamada kusazuri. Los hombros y antebrazos se cubrían con planchas curvas que llegaban hasta el codo. En promedio, una yoroi tenía un peso aproximado de 30 kilogramos y proporcionaba una buena protección.

La armadura que cubría el cuerpo era llamada do y constituía la base de esta indumentaria defensiva. Con los siglos se marcó una tendencia a reemplazar la yoroi por una armadura llamada do-maru. Su rasgo característico es que le fueron añadidas protecciones para la cara, el muslo y un sashimono , el cual era un pequeño estandarte en la espalda.

Para proteger su cuello se utilizaba un nodowa. No obstante, cabe resaltar que durante la mayor parte de la historia japonesa, las principales armas fueron el arco y la lanza. No fue sino hasta que terminaron las guerras que la espada adquirió la fama que tiene actualmente. Estas armas medían 90 centímetros en promedio. Este tipo de espada tenía que ser empuñada con ambas manos, por lo que se tenía que dejar el arco para utilizarla. La fuerza impresionante de la katana se debía a su curvatura, que hacía posible que el corte producido pudiera incluso seccionar el hueso del oponente.

Artículo principal

Debido a su gran resistencia, podía golpear el arma del oponente para desviar el ataque y acto seguido asestar un golpe mortal. La mayoría de los registros documentan que este tipo de espadas fueron creadas con la finalidad de servir como ofrendas a santuarios y templos. Constaba de una hoja curva montada sobre un mango de madera y su aspecto de asemejaba al de las alabardas chinas. El arco tenía que ser levantado a la altura de la cabeza del jinete para poder disparar adecuadamente. Esto se complicaba en mayor medida si el jinete portaba una armadura.

Líderes y Liderazgo - forum2.quizizz.com

En , comerciantes portugueses arribaron a Japón buscando un intercambio comercial. Entre los artículos que intercambiaron estuvieron los arcabuces europeos.

Cabe destacar que el uso de grandes cañones no se difundió ni causó el mismo impacto emocional que se vivió con los resultados de las armas de fuego. Existen diversos registros que mencionan el uso de pequeños cañones que se obtuvieron de barcos europeos adaptados para su uso en el campo de batalla. Al inicio de la contienda se disparaban una serie de flechas con cabeza de bulbo, las cuales zumbaban en el aire. El objeto de estos disparos era llamar a los kami a que presenciaran las muestras de valentía que estaban a punto de desarrollarse.

Esto cambió en el periodo Sengoku con la introducción del arcabuz.

Granma Archives Index - LANIC

Este acto era considerado todo un honor. Es importante hacer notar que la mayoría de las batallas no se resolvieron de la forma tan idealista antes expuesta, sino que la mayoría de las guerras se ganaron mediante ataques sorpresas, como incursiones nocturnas, incendios, etc. Cortar la cabeza de un rival digno en el campo de batalla era motivo de gran orgullo y reconocimiento. Estas eran cubiertas con sal y enviadas en barriles de madera.

Del mismo modo, se les instruía en el uso de estas armas mientras se montaba a caballo. Se suponía que todo comandante debería de permanecer en un taburete de tijeras en la retaguardia durante toda la batalla e incluso muchos participaban activamente en las contiendas. Un aspecto al que se daba mucha importancia era el anhelo de morir por su señor o por su causa. Después de resistir el asedio del Castillo Fushimi por catorce días, cometió seppuku para evitar la vergüenza de la derrota. Algunos personajes que destacan por sus aportes hacia el arte son Oda Nobunaga y Toyotomi Hideyoshi, los cuales comenzaron la unificación del país durante el periodo Azuchi-Momoyama mediante sangrientas guerras.

Hideyoshi fue el personaje por el cual la ceremonia del té se convirtió en un arte. La gran ironía es que los recipientes para esta ceremonia eran traídos desde Corea, país que Hideyoshi invadió en dos ocasiones. El arroz ha sido desde tiempos remotos la base de alimentación de la sociedad japonesa. Se solían preparar también mochi pastelillos de arroz con harina de arroz o una mezcla de arroz y harina de trigo.

Estos alimentos se disponían en tres cuencos simbolizando el cielo, el hombre y la tierra. Durante los primeros siglos de historia de Japón, fue evidente la fuerte carga matriarcal que tenía la sociedad. Entre las primeras crónicas japonesas, es recurrente escuchar acerca de reinas dirigiendo el ejército contra fortificaciones enemigas a lo largo de Yamato o del estrecho de Corea. El kaiken servía también como el arma en que las mujeres cometían el suicidio ritual conocido como jigai. De ella se dice que, después de matar a varios enemigos en un solo combate, el líder de las fuerzas enemigas, Uchida Iyeyoshi , intentó capturarla él mismo.

Durante la escaramuza, Uchida intentó tirarle de una manga para bajarla del caballo. Se dice que efectivamente logró vencer y decapitar a su rival, sin embargo, cuando llegó al lugar donde se encontraba su esposo, este había muerto por el impacto de una flecha. Esto la desalentó tanto, que bajó la guardia y murió a manos de varios guerreros en ese mismo lugar.